Badajoz

Viajar en tren a Badajoz es ahora más fácil y barato desde Madrid con los trenes de alta velocidad AVANT. En cinco horas y 48 minutos podrás llegar a la estación de ferrocarril de Badajoz, y si estás en Sevilla, en cuatro horas y media estarás en la ciudad extremeña. La herencia de Al-Andalus —la ciudad fue fundada en el año 875 por los musulmanes—, sigue viva en su urbanismo. La impresionante Alcazaba ha sido testigo de mil batallas, ya que su situación estratégica a orillas del Guadiana y a tan solo seis kilómetros de Portugal ha hecho de Badajoz una ciudad codiciada por muchas culturas.

Visita Badajoz

Como la estación de Badajoz está en la otra orilla del río Guadiana, te aconsejamos que cojas el tranporte público hasta el centro. En ocho minutos estarás en la plaza España, en el corazón de la ciudad. Aquí puedes visitar la catedral de San Juan Bautista que empezó a construirse en el siglo XIII. La necesidad histórica de defenderse se nota incluso en esta construcción, que tiene una torre de 41 metros con almenas desde donde vigilaban a los portugueses. En seis minutos llegarás a la plaza Alta, el alma de la ciudad, con unas espectaculares casas mudéjares del siglo XIV y XV con columnas de mármol. Todos estos puntos de interés están dentro del perímetro defensivo del siglo XVII que se construyó para proteger la ciudad. Todavía puedes visitar algunos baluartes, como la Puerta de Palmas y el puente de Palmas.

Para reponer fuerzas, te aconsejamos que pruebes alguno de los restaurantes en los alrededores de la plaza España. Aquí podrás probar la contundente gastronomía extremeña, con platos como el cordero asado o la sopa de tomate, así como los mejores embutidos con Denominación de Origen Dehesa Extremeña. Bien valen un viaje en tren a Badajoz. Si te animas con el vino, te recomendamos los de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana.

Tras el homenaje culinario, nada mejor que recorrer la Alcazaba. Construida en el siglo XII, domina la ciudad desde el cerro de la Muela. Si tienes paciencia, podrás disfrutar de un impresionante atardecer con vistas al Guadiana desde la Torre de los Ahorcados.