Baeza

En el corazón de la provincia de Jaén y rodeada por olivos se encuentra la localidad de Baeza. Puedes visitar este destino desde capitales como Madrid, a solo 3 horas en tren de media distancia, y desde Sevilla, a poco más de 2 horas y media en Talgo. Como puedes ver, viajar en tren a Baeza es una opción muy práctica para visitar esta monumental ciudad que, junto con la vecina Úbeda, pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Una distinción lograda gracias a la espectacular arquitectura de su casco viejo, con auténticas joyas renacentistas y callejuelas que invitan a viajar en el tiempo.

Visita Baeza

Viajando en tren a Baeza, es muy sencillo visitar la localidad, ya que, aunque la estación principal se encuentra a las afueras, existe un servicio de autobús que te llevará hasta el centro. Junto a la animada plaza de la Constitución, el punto más céntrico de este destino, podrás ver la plaza del Pópulo, antigua puerta de entrada a Baeza. Siguiendo por la calle de Romanones, llegarás al palacio de Jabalquinto, del siglo XVIII, cuya fachada es una auténtica joya del Renacimiento. Frente a él, puedes visitar la iglesia de Santa Cruz, una de las que hay pocas de estilo románico en Andalucía.

Subiendo la Cuesta de San Felipe, llegarás a la plaza de Santa María, un conjunto monumental único. Aquí se encuentra la catedral de la Natividad, que se comenzó a construir en el siglo XII, con posterior remodelación en estilo renacentista. En el centro de la plaza, verás también la fuente de Santa María, una de las más hermosas de la región, que da un aire de romanticismo al lugar.

En cuanto a la gastronomía, los platos de Baeza tienen influencias romanas, árabes y judías. Por supuesto, todos ellos se elaboran con el imprescindible aceite de oliva. Además de los guisos y potajes, otros manjares son los andrajos, el cocido mareado, la pipirrana o el lomo de orza. No olvidamos la importancia de las tapas de Baeza, con recetas locales como los ochíos. Entre sus dulces más famosos figuran los virolos, hechos con hojaldre y cabello de ángel.