Cádiz

Sin duda una de las ciudades más espectaculares de España por su situación geográfica insular. Es una ciudad de la que enamorarse por sus bellas playas, la alegría en sus calles y su original arquitectura basada en casas de colores. Los Carnavales de Cádiz son el mayor atractivo turístico de la ciudad. Tienen lugar durante el mes de febrero, destacando el concurso de agrupaciones con sus divertidas chirigotas o comparsas, las cuales se celebran en el Teatro de Falla, de estilo neomudéjar.

Elegir Cádiz como destino vacacional siempre es una buena decisión. La estación de tren se encuentra en pleno centro al lado del Puerto por lo que es muy sencillo desplazarse desde allí a los principales puntos de atracción turística de la ciudad. La visita se puede comenzar desde el Barrio del Pópulo, el más antiguo de la ciudad, en donde se encuentra la preciosa Catedral de Cádiz, de estilo barroco neoclásico. Desde la Torre del Reloj en la catedral, se pueden disfrutar de unas buenas vistas de Cádiz.

Se puede continuar la visita yendo al Barrio de la Viña, y paseando por la playa de la Caleta se llega los dos Castillos situados cada uno en un extremo de la playa. El Castillo de Santa Catalina, una fortaleza construida en el siglo XVI. El Castillo de San Sebastián, está construido en un pequeño islote, al cual se accede mediante el Paseo Fernando Piñones. El Teatro Romano es sin duda, visita obligada. Es uno de los más grandes de la España romana, y fue descubierto a finales de los años 80 tras unas excavaciones arqueológicas. Destaca también el monumento a la Constitución de 1812, ‘La Pepa’ en el Plaza de España y por supuesto, la Torre Tavira, con inmejorables vistas de la bahía de Cádiz.