Cambrils

Una gran opción para descubrir los tesoros de la costa catalana es viajar en tren a Cambrils. La ciudad se encuentra en la comarca del Bajo Campo, en el centro de la Costa Dorada, con localidades vecinas como Salou. Uno de los puntos de partida más populares para llegar a Cambrils es Barcelona, en un viaje de una hora y cuarto en tren regional. También se puede llegar desde Madrid, en 5 horas y media, combinando un tren AVE hasta Valencia y un Talgo hasta Cambrils. Descubre esta pequeña ciudad que mira al Mediterráneo, de rica gastronomía y hermosas playas.

Visita Cambrils

Llegar en tren a Cambrils es una gran opción para disfrutar de su centro histórico y de sus playas, pues la estación se encuentra en una de las avenidas centrales, lo que permite descubrir fácilmente la localidad a pie. Para comenzar, puedes subir caminando durante 5 minutos por la avenida Viral i Barraquer hasta llegar a la torre de la Ermita, donde se encuentra el Museo de Historia. Después, puedes pasear hasta la zona peatonal, que cuenta con animadas zonas como la plaza de la Villa o la plaza de España, con una gran variedad de comercios y lugares donde tomar el aperitivo.
Continúa tu ruta bajando hasta la costa, caminando o en autobús, para disfrutar de los sabores de Cambrils en los restaurantes de alrededor del paseo marítimo, en los que, por supuesto, los pescados son los protagonistas, con preparaciones típicas como el suquet. Otros platos tradicionales son los fideos rossos y la salsa romesco, todo ello regado con el mejor vino de la región. Y de postre, no te vayas sin probar los cambrillanes, una elaboración a base de avellana.
Por la tarde, lo mejor es relajarse con un paseo por el Passeig de las Palmeras, junto al parque del Pescador, uno de los dos puntos verdes de la ciudad. Muy cerca se encuentra el parque de la Riera de Horta, con gran variedad de especies vegetales mediterráneas, además de zonas donde descansar y realizar actividades al aire libre. Aquí encontrarás también las ruinas romanas de la Llosa. Como aliciente adicional, estos dos parques se sitúan frente a las playas de Cambrils, como la playa de la Llosa, que forma pequeñas calas en las que podrás disfrutar del mar con tranquilidad.