A Coruña

Viajar en tren a La Coruña desde Madrid es una opción barata y sencilla ya que, en tan solo cinco horas y media estarás en la capital costera de Galicia. También puedes viajar a Coruña en los trenes AVANT de alta velocidad que parten desde Santiago de Compostela, Ourense y Vigo, y tardan respectivamente 28 minutos, sesenta y ocho minutos y 1 hora y 20 minutos. Ciudad dinámica y emprendedora, La Coruña vive de cara al Atlántico, tal y como lo atestiguan su paseo Marítimo y la Torre de Hércules, Patrimonio de la Humanidad. Cultura, mar y gastronomía son los pilares de esta ciudad rica en historia y épicas batallas, como su heroica resistencia al asedio británico en 1589.

Visita A Coruña

Como la estación está en una de las avenidas principales, llegar en tren a Coruña es una opción ideal para descubrir la ciudad. En poco más de 15 minutos en bus, estarás en la plaza de María Pita, corazón del centro histórico. A pocos pasos, se encuentran edificios emblemáticos como el Palacio Municipal o la sede de la Real Academia Gallega, ubicada en la antigua mansión de la escritora Emilia Pardo Bazán. A cinco minutos a pie, en la avenida de la Marina, podrás observar uno de los mayores conjuntos de edificios acristalados del mundo, que le ha valido a La Coruña el nombre de Ciudad de Cristal
Para recuperar fuerzas, nada mejor que encaminarse a la céntrica calle de la Barrera, famosa por sus bares de tapas. Como no podía ser de otra forma, en La Coruña encontrarás los mejores productos de la gastronomía gallega: mariscos, pescados y carnes de primera. La ruta sigue por la zona de los vinos, en las cercanas calles Franja y Galera, donde podrás saborear los mejores Albariños. Si todavía te has quedado con hambre, puedes probar el pulpo a la gallega, el lacón con grelos, los berberechos o las almejas en los establecimientos de la calle Olmo. Y tras la fiesta culinaria, una caminata por el paseo marítimo es lo más recomendable. Con más de 16 km de extensión, es el segundo más largo de Europa y envuelve la ciudad desde el castillo de San Antón hasta el Portiño. Si consigues llegar hasta el final, disfrutarás del espectacular atardecer desde el mirador del monte de San Pedro donde disfrutarás de unas maravillosas vistas de la Playa de Riazor y el Océano Atlántico, además de toda la ciudad.