El Puerto de Santa María

Viajar en tren al Puerto de Santa María te permitirá descubrir a tu ritmo esta alegre ciudad situada en la bahía de Cádiz. Desde Madrid se llega en solo 4 horas con el AVE, combinando el trayecto con un tren de media distancia desde Sevilla-Santa Justa. Y desde Cádiz se viaja en un rápido recorrido de unos 35 minutos con el tren de cercanías. El Puerto de Santa María muestra con orgullo su belleza, con tesoros arquitectónicos en el centro histórico. La localidad es, además, conocida por sus bodegas de vino de Jerez y por ser el punto de partida para visitar el parque natural de la bahía de Cádiz.

Visita el Puerto de Santa María

Para descubrir tranquilamente el centro urbano, nada como llegar en tren al Puerto de Santa María, pues la estación se encuentra a unos 20 minutos a pie. Una vez en el centro, nos encontramos con maravillas como el castillo de San Marcos, que guarda en su interior la antigua mezquita respetada por Alfonso X. Durante la visita, además de la información histórica, podrás catar un vino de una de las célebres bodegas del municipio. En la plaza de España se encuentra la iglesia Mayor Prioral, una joya del estilo gótico tardío. Y la cercana e imponente plaza de Toros cuenta con una importante historia.

Para los amantes de la cultura, una visita ineludible es la Fundación Rafael Alberti, el lugar perfecto donde conocer la vida del poeta portuense. Y después, lo mejor es relajarse con un largo paseo por la playa de Valdelagrana o disfrutar de la cala de la playa de la Muralla. Muy cerca de ella se encuentra el pintoresco barrio de Puerto Sherry, un colorido lugar con casitas de estilo marinero por donde pasear o, simplemente, disfrutar de la tarde sentado en una de sus terrazas.

A la hora de comer, las frituras de pescado, como el cazón en adobo y los mariscos son los reyes de la gastronomía. El centro está plagado de freidurías y restaurantes donde deleitarse con los manjares que ofrece el mar y un buen vino. Por ejemplo, la ribera del Marisco, la plaza de la Herrería o la plaza de las Galeras Reales invitan a darse un festín en un ambiente animado.