Elche

Viajar en tren a Elche desde Madrid es una opción muy cómoda ya que, los trenes de Media Distancia te llevarán en poco más de cuatro horas y media al centro de la industria del calzado en España. También puedes viajar a Elche desde las cercanas Valencia y Alicante en un Talgo que tarda dos horas y media y 30 minutos respectivamente. Se trata de una ciudad de palmeras y hallazgos arqueológicos importantes como la Dama de Elche, una de las obras escultóricas más célebres del mundo. Su modernidad y su historia están bien separadas por el río Vinalopó.

Visita Elche

La estación de tren Elche Parque se encuentra a tan solo cinco minutos andando del famoso Palmeral, por lo queviajar en tren a Elche es una de las mejores opciones para conocer la ciudad. El Palmeral alberga 200.000 palmeras censadas, lo que lo convierte en el más grande y mejor conservado de Europa. Junto con la obra dramático-religiosa del Misteri d’Elx, es considerado patrimonio de la humanidad. A pocos pasos se encuentra el parque municipal, el verdadero pulmón de la ciudad y un lugar magnífico para pasear entre fuentes de agua de inspiración árabe.

Para recuperar fuerzas, nada mejor que encaminarse hacia el casco antiguo, cerca de la basílica de Santa María, para saciar el hambre con algunos platos típicos de la provincia alicantina. La huerta valenciana y la proximidad a la costa marcan los fundamentos culinarios ilicitanos. El arroz con conejo y el marisco son protagonistas del menú en cualquier restaurante. De postre, nada mejor que unos dátiles o unas granadas, clara herencia árabe. Todo rehogado con el también típico licor de dátil.

uno no se puede abandonar la ciudad de Elche sin haber visitado el palacio de Altamira, sede del Museo Arqueológico y de Historia de la ciudad. El centro alberga piezas que representan las diferentes civilizaciones que se han sucedido durante su cronología: desde el periodo romano hasta el musulmán. Además, fue hogar de forma temporal de la Dama de Elche, conocida escultura íbera , que hoy en día se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.