Fuenlabrada

Viajar en tren de cercanías a Fuenlabrada desde la capital de España es lo más rápido y barato, ya que en menos de 26 minutos estarás en esta población situada al sur de Madrid. Cuenta con dos estaciones para la línea de cercanías: La Serna y Fuenlabrada Central. El carácter humilde y trabajador de sus habitantes se remonta a sus orígenes, en el siglo XII, cuando jornaleros y braceros procedentes de las repoblaciones que hacían los reyes castellanos se instalaron allí. Ahora, la Universidad Rey Juan Carlos la ha convertido en un punto de encuentro de los jóvenes por su ambiente estudiantil.

Visita Fuenlabrada

Como la estación de Fuenlabrada Central está justo en el centro, llegar en tren de cercanías a Fuenlabrada es lo más recomendable para descubrir la ciudad. A pocos pasos encontrarás el Polideportivo Fernando Martín, donde juega como local el equipo de Liga ACB Baloncesto Fuenlabrada. Caminando desde la estación de Fuenlabrada en 12 minutos llegarás al antiguo Ayuntamiento en pleno casco antiguo, ahora un centro cultural muy activo llamado Espacio Joven La Plaza. Justo al lado está la iglesia de San Esteban Protomártir, donde se conserva la pieza más preciada de la ciudad: un retablo de José de Churriguera del 1707 ubicado en el altar mayor y unas pinturas de Claudio Coello.

Ya que estás en el centro, tómate un respiro en alguno de los restaurantes que hay en los alrededores de la calle Castillejos y la calle del Plata. Además de las típicas tapas, podrás disfrutar de emblemáticos platos de la gastronomía castiza como la sopa castellana, el cordero asado, el cocido madrileño o unos buenos callos.

Para bajar semejante comilona, sigue el paseo de las fuentes de Fuenlabrada. Parece que el primer asentamiento se originó alrededor de una "fuente labrada a cal y canto", de ahí el nombre de la ciudad. Aunque esa ya no se conserva, todavía puedes visitar la de Cuatro Caños, ubicada en la plaza del mismo nombre. Es la más antigua, ya que data de 1859. Si sigues por la calle de las Navas, llegarás a la fuente Cruz de Luisa, inaugurada en 1874, y de ahí a la fuente de Las Escaleras en la calle Francia, un conjunto monumental de estilo modernista.