Jerez de la Frontera

Viajar en tren a Jerez desde Madrid es una opción ideal ya que los trenes Alvia te dejarán en el centro de la ciudad en poco más de tres horas y cuarto. También es posible viajar en tren a Jerez en los ferrocarriles de Media Distancia que parten de las ciudades andaluzas de Cádiz y Sevilla, y que tardan media hora y una hora respectivamente. Jerez, urbe de gran importancia en la época visigoda, se consolidó durante la ocupación musulmana. Hoy en día es famosa por sus caballos, el flamenco, el campeonato de motociclismo y su mundialmente conocido vino de Jerez.

Visita Jerez

La estación de ferrocarril, declarada bien de interés cultural, se encuentra a media hora andando del casco antiguo, por lo que viajar en tren a Jerez es una magnífica opción para disfrutar de la ciudad y dar un agradable paseo. A pocos pasos encontrarás la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre donde puedes disfrutar del mejor espectáculo de caballos de España. Desde dicha escuela, a tan sólo 20 minutos, encontrarás el Alcázar en cuyo interior se alberga una mezquita reconvertida la iglesia de Santa María.

Para recuperar fuerzas, nada mejor que dirigirse a los barrios de San Miguel y de Santiago donde se concentran los mejores tablaos flamencos y las mejores bodegas. Allí tendrás la oportunidad de degustar un buen vino jerezano, como la manzanilla o el fino, acompañado de un buen plato de cola de toro. También son típicos de la zona los platos elaborados con productos del mar como el arroz con langostinos o el rape a la marinera.

Después de este festín para los sentidos, lo mejor es terminar la visita a la ciudad acercándose al Palacio del Tiempo, al que se accede por un amplio jardín donde pasean pavos reales. Este museo alberga unos 302 relojes y es el tercero en importancia después de los de Suiza e Inglaterra. Justo al lado de este museo, se encuentra Museo El misterio de Jerez, donde aprenderás todo sobre el universo del vino jerezano.