Lleida

Se trata de una ciudad catalana ubicada muy cerca de los Pirineos y de la Sierra del Montsec. El río Segre divide la ciudad en dos. Su clima es mediterráneo árido, con veranos cálidos e inviernos muy fríos, por lo que el mejor momento para visitar esta ciudad es durante la primavera o el otoño. Además, Lleida se encuentra a solamente 57 minutos de Barcelona en AVE.

Desde la estación de tren de Lleida-Pirineus es posible desplazarse hasta el centro histórico andando. La catedral Seu Vella, la antigua catedral de la ciudad, es el monumento más importante de la ciudad y una joya arquitectónica del medievo. Está construida en lo alto de un cerro por lo que se puede avistar desde diferentes puntos de la ciudad. Data del 1203 y es de estilo románico. El Castillo de la Suda también ubicado en la colina de la Seu Vella, es de estilo andalusí, datando de la época de la conquista musulmana y se utilizó como lugar de defensa.

No muy lejos de allí se encuentra la Catedral Nova de Lleida construida en el siglo XVIII y es de estilo barroco. Tras esta visita, lo mejor es pasear a la orilla del río Segre, disfrutando de la ribera del río y su vegetación, hasta el Palacio de la Paeria, de estilo gótico catalán, es actualmente el ayuntamiento de la ciudad. Como anécdota decir que la Universidad de Lleida es la tercera más antigua de España tras las Universidades de Palencia y Salamanca.