Lorca

La mejor manera de llegar en tren a Lorca desde Madrid es viajando primero hasta Murcia en un tren Altaria que te dejará en la ciudad en cuatro horas aproximadamente. Desde la estación de ferrocarril de Murcia, es sencillo coger un cercanías de la línea C2 que te llevará a la estación de Lorca-Sutullena en menos de una hora. La ciudad murciana es un auténtico oasis en medio de una de las zonas más áridas de Europa, como así lo atestigua su fértil huerta. Lorca fue ciudad fronteriza entre Al-Andalus y los territorios castellanos y hoy en día es la tercera en importancia en la Región de Murcia.

Visita Lorca

Dado que la estación de Lorca-Sutullena se encuentra a sólo 10 minutos de la plaza de España, en el centro de la ciudad, viajar en tren a Lorca es una opción ideal para conocer esta zona de la Región de Murcia. Camina por la plaza para observar los grandes edificios de piedra. A sólo unos pasos se encuentra un bello edificio renacentista, la Colegiata de San Patricio, construido entre los siglos XVI y XVIII. El Ayuntamiento, en la cabecera de la plaza, es un interesante edificio del siglo XVII que antes fue una prisión.

Para recuperar fuerzas, nada mejor que dirigirse a alguno de los bares del centro y así degustar alguno de los platos típicos lorquinos. La gastronomía de la región se nutre de las verduras y hortalizas de la huerta murciana. La paella huertana con pavo, el potaje o la olla podrida son platos que están presentes en todas las cartas de los restaurantes. Si después de todo esto te has quedado con hambre, prueba alguno de los postres de clara tradición árabe como los alfajores.

Tras la fiesta culinaria, un itinerario muy recomendado es el ascenso al Castillo de Lorca, símbolo de la ciudad, desde la plaza de España. En las inmediaciones de la fortaleza, se encuentra la iglesia de Santa María, que fue la antigua mezquita mayor, desde donde disfrutarás de una inmejorable panorámica del casco antiguo de la ciudad.