Ponferrada

Viajar en tren a Ponferrada desde Madrid es una opción cómoda y sencilla. Gracias a los trenes Alvia estarás en el centro de la ciudad industrial de Castilla y León en poco más de cuatro horas. También puedes viajar a Ponferrada con los trenes de Media Distancia que parten de León, la ciudad castellanoleonesa más cercana, en poco más de hora y media. Urbe de gran belleza paisajística, recibe su nombre del puente medieval de La Puebla que se construyó para facilitar el paso de los peregrinos en su camino a Santiago de Compostela.

Visita Ponferrada

La estación de tren de la ciudad castellanoleonesa se encuentra a tan sólo 15 minutos a pie del casco urbano, por lo que viajar en tren a Ponferrada es una opción ideal para visitar la ciudad. Cruzando el río Sil, a pocos pasos de la estación se encuentra el edifico del Ayuntamiento de estilo barroco. Justo al lado, sobre una de las partes de la muralla medieval, se yergue la Torre del Reloj del siglo XVI. Caminando un poco hacia el norte encontrarás la iglesia de Santo Tomás de las Ollas donde se mezclan elementos mozárabes, románicos y barrocos.

Haz un alto en el camino y recupera fuerzas degustando algunos de los platos más típicos de Ponferrada. Los pilares de su gastronomía la componen principalmente la carne de caza y los frutos secos puesto que la ciudad se encuentra en un entorno de nogales y castaños. En los alrededores del Ayuntamiento encontrarás los mejores restaurantes donde poder comer un buen plato elaborado con botillo del Bierzo, un embutido de gran sabor. Si te has quedado con hambre, prueba algún postre elaborado con la mejor miel y las nueces de la región.

Tras este festín, da un paseo desde la plaza del Ayuntamiento hasta el Museo de la Radio dedicado a la figura ya legendaria del periodista Luis del Olmo, natural de la capital berciana. En él descubrirás los orígenes de la radio y cómo se realizaba el famoso programa “Protagonistas” que estuvo en el aire durante 44 años. Finalmente, a cinco minutos, encontrarás el castillo templario de Ponferrada construido en el siglo XII para dar protección al peregrino y que estuvo bajo dominio de los Templarios.