San Fernando

Viajar en tren a San Fernando es una gran idea para descubrir esta histórica ciudad situada en plena bahía de Cádiz. Puedes llegar desde Madrid en, aproximadamente, 4 horas y 15 minutos con el AVE Madrid-Sevilla y enlazando con un tren de media distancia desde Sevilla-Santa Justa. Desde Cádiz, el trayecto en tren de cercanías tiene una duración media de solo 10 minutos. La ciudad de San Fernando respira aire marinero en cada rincón, cuna de grandes artistas del flamenco, como Camarón de la Isla, es un lugar de gran importancia histórica, pues en él se aprobaron las Cortes de Cádiz en 1810.

Visita San Fernando

Para viajar en tren a San Fernando existen dos opciones: la estación de San Fernando-Centro, situada en el centro urbano, y la estación de cercanías San Fernando-Bahía Sur, correspondiente al distrito comercial de la localidad. Desde San Fernando-Centro, podrás visitar caminando lugares como el Real Teatro de las Cortes, lugar de nacimiento de la Constitución de 1812, o el Real Observatorio de la Marina, una interesante visita al lugar desde donde se marca la hora de toda España. El cementerio de la ciudad, que alberga la tumba de Camarón de la Isla, es lugar de peregrinación para los amantes del flamenco.

En cuanto a las playas, la playa de Camposoto se encuentra en un espacio natural alejado de la zona urbana, un lugar donde pasear y respirar el aire de la bahía, al que puedes llegar fácilmente en transporte público desde puntos como el muelle de Gallineras. Cerca de la playa se encuentra la isla que alberga el castillo y el poblado de Sancti Petri. Accesible por vía navegable, es un lugar ideal para admirar magníficas puestas de sol, cenar o tomar una copa.

Y no te puedes marchar de la Isla sin visitar una freiduría para degustar delicias como el cazón en adobo o las tortillas de camarones. Otros manjares del mar son los caracoles o las cañaillas, tan populares que dan su nombre al gentilicio de los habitantes de San Fernando. En el centro de la ciudad, podrás disfrutar de una comida o cena en restaurantes y ventas llenos de atmósfera flamenca.