Tarragona

Ubicada en la costa Daurada de Cataluña, es una ciudad del mediterráneo en la que siempre brilla el Sol. A una hora en tren desde Barcelona, esta bonita ciudad alberga tesoros romanos además de bellas playas. Una localidad de tamaño medio que es posible conocer andando y a la cual merece la pena visitar sobre todo entre la primavera y verano por su clima cálido y aguas cristalinas y calientes.

Se puede empezar la visita desde la estación de tren la cual está ubicada al lado del puerto. El paseo marítimo Rafael Casanova justo al lado, es una buena opción para conocer la ciudad paseando tranquilamente a la orilla del mar. El Balcón del Mediterráneo es parada recomendada para poder disfrutar de las increíbles vistas al mar mediterráneo. Justo al lado se encuentra el Anfiteatro romano de la ciudad, construido a finales del siglo II. Siguiendo la visita de monumentos romanos, nos encontramos a las afueras de la ciudad, pasada la autopista Mediterrània, el puente del Diablo, un acueducto también conocido como de les Ferreres que data del siglo I, el cual abastecía de agua a la antigua ciudad romana de Tarraco, hoy Tarragona.

Desde esta ciudad se puede viajar en tren en menos de 10 minutos hasta PortAventura Word, uno de los parques de atracciones más importantes de Europa. Este increíble parque temático y acuático ambientado en diferentes zonas geográficas del mundo como la Polinesia, México, China o El Viejo Oeste hará las delicias de toda la familia sobre todo para los que son más aventureros.