Tomelloso

Tomelloso, ciudad manchega de puro sentimiento, ha sabido aunar una buena oferta de ocio con su clásico atractivo histórico. Ahora puedes viajar en tren a Tomelloso dirigiéndote a la cercana estación de Cinco Casas en un viaje de poco más de hora y media si partes de Madrid, por ejemplo, o de cinco horas y media si llegas en AVE desde Barcelona. La Estación de Cinco Casas está a 25 minutos en coche de Tomelloso, así que si coges un taxi puedes dirigirte al Parque Don Urbano Martínez para empezar tu visita. Vale la pena pasear por esta zona verde y, además, desde aquí podrás llegar caminando al centro histórico.

Visita Tomelloso

La parte oriental del parque la recorre la calle Socuéllamos, nombrada en honor a la ciudad próxima desde la que surgió este municipio. Caminando por esta vía en dirección sur solo tardarás diez minutos en llegar a la Plaza de España, uno de los puntos centrales de la localidad. Allí se ubican el Ayuntamiento de Tomelloso y la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, dos de los primeros puntos interesantes que vale la pena visitar. También podrás obtener una buena perspectiva de la Posada de los Portales, que posee una fachada merecedora de haber sido reconocida como monumento histórico-artístico.

Recuerda la ubicación de la Plaza de España al viajar en tren a Tomelloso, ya que de aquí parten diversas vías como la calle Nueva o la calle Don Víctor Peñasco, donde podrás encontrar buenos restaurantes para saborear la gastronomía de Tomelloso. Está se compone de deliciosos platos manchegos como el pisto o las migas, amén de una gran variedad de dulces que harán de esta comida lo más placentero de tu visita. Bajando por la calle Don Víctor Peñasco alcanzarás la Plaza de Toros de la localidad y su adyacente Museo Taurino. Antes de llegar aquí verás la calle Lepanto. Accede por ella y acabarás llegando a la Glorieta María Cristina, donde se encuentra el Museo Antonio López Torres, uno de los más relevantes de Tomelloso. Por último, te aconsejamos que desde esta glorieta camines unos metros por la calle Pedro Domecq para ver una de las chimeneas de la ciudad, bien histórico y arqueológico que es uno de los símbolos tomelloseros.