Vélez-Malaga

Viajar en tren a Vélez-Málaga es posible gracias a un trayecto rápido enlazando con los autobuses procedentes de la capital malagueña, a la que es posible viajar desde ciudades como Madrid, a 2 horas y 20 minutos en AVE, o Sevilla, a, aproximadamente, 3 horas de trayecto en Avant. Una de las localidades más pintorescas de la Costa del Sol, Vélez-Málaga es la capital de la Axarquía. La ciudad cuenta con una rica historia, que se refleja en sus calles llenas de encanto. Al llegar al centro urbano, el visitante se sumerge en un laberinto de callejuelas estrechas y empinadas que recuerdan la fuerte influencia árabe en la zona.

Visita Vélez-Málaga

El trayecto en tren a Vélez-Málaga se realiza a través de un enlace desde la estación de Málaga-María Zambrano. El autobús que lleva a la población se detiene en una de las avenidas principales, desde la cual es muy fácil llegar al centro urbano. Las calles sinuosas de la zona histórica invitan a perderse por ellas y descubrir sus tesoros, como la iglesia de San Juan Bautista, en la plaza de la Constitución, o la Casa de Cervantes, donde se alojó el gran escritor durante su estancia en la ciudad.

Una visita ineludible es el cerro de San Cristóbal, donde se encuentra la ermita de Nuestra Señora de la Encarnación. Es un lugar ideal para pasear alrededor de sus jardines y admirar las espectaculares vistas. Y en la parte alta de la localidad se encuentra la iglesia de Santa María de la Encarnación, antigua mezquita que, actualmente, alberga el Museo de la Semana Santa. Y para relajarse, el parque María Zambrano es la mayor zona verde del municipio.
Tras un largo paseo, es hora de tomar una tapa o descubrir los sabores de la zona. Las calles de San Cristóbal, Pintor Antonio Valdés o Tribuna de los Pobres son lugares animados y con establecimientos que invitan a descubrir delicias como las migas, gachas, fritura de pescado, el gazpacho, el chambao o las tortas de aceite, sabores de una rica gastronomía con multitud de influencias.